La vida mártir de España

No sabéis cómo os comprendo. No lo sabéis bien. Mi caso es el siguiente: Comencé con mi pareja justo después de romper la relación con su pareja embarazada, así que ya fue una relación complicada desde el principio. Yo tampoco comprendía a su ex, ya que yo no tendría un hijo con alguien que me dice que no lo quiere tener conmigo, pero bueno, su decisión fue. Durante este tiempo hasta que tuvieron el primer juicio por la custodia nuestra relación fue en secreto, aunque en un pueblo pequeño era un secreto a voces (la madre del niño no reside aquí aunque tampoco lejos), además queríamos evitar que se difundiera el rumor de que la había dejado por mi. Cuando terminó el juicio, mi pareja vino a recogerme y por primera vez me presentó formalmente a su familia. ¡Qué poco duró nuestra felicidad! Hay estaba mi suegra para dejarnos claro que ella era la MADRE de su nieto y que ELLA iba a luchar por ese niño fruto de sus entrañas imaginarias. Se lo dijo a todo aquel que la quisiera escuchar.... Al ver el percal le dije a mi pareja que eso no podía ser, que el niño tiene a su madre y que su papá era él y punto. Vivo en el monte y los gritos se escucharon en el pueblo, es su medio de comunicación habitual, los gritos. Cuando el niño ya pudo pernoctar con nosotros quería venir ella a dormir con el niño. No se fía fe nosotros para bañarle, hacerle la comida, vestirle, peinarle.... Mete mierda de nosotros al crío, el otro día me confesó (con dos años el pobre) que le hablaban mal de su papá y de mí, además de oírla decir al niño "a papá no le quieres, quieres a la abuela". Jódete y baila. Al niño en más de una ocasión que le he dicho que le tiene que dar igual lo que le digan de su papá o mamá, que él les tiene que querer por encima de los demás. Me dió tanta rabia que al día siguiente, aprovechando que estaba en casa, la dije que estaba harta de que se le hable mierdas de todo el mundo al niño, que le están jodiendo la vida y, ni corta ni perezosa, me suelta la muy hija de puta: " los otros, son los otros", la miré mientras pensaba "los otros no sé, pero a ti si, e incluso de tu propio hijo", pues en aquel momento me debió de leer la mente porque se le cambió la cara. Se vió con el culo al aire. Mi pareja por supuesto lo sabe todo, en ese sentido soy muy sincera, y por ello tiene mil broncas, por absolutamente todo lo relacionado con el niño con sus padres, que le han dicho a qué colegio debe de ir al niño, cómo debe de cortarle el pelo, qué ropa llevar y lo mala madre que tiene. Esto último me trae por la calle de la amargura, joder, que yo ya me he olvidado de ella tía, que a mí mientras el niño venga bien y limpio me da exactamente igual, que ellos están allí y nosotros aquí y sólo tiene que importar lo que el niño sienta cuando esta aquí. Pues no hay tu tía, no pierde ocasión en poner verdes a todos aquellos que no rodeamos a su nieto, exceptuando a su nene (mi cuñadito cuarentón) y a su marido, que lo más bonito que le ha dicho es " inútil". Es muy desgastante, mi cuñado intentó meterme en un embolao con mi pareja y le salió rana, suerte del bendito whatsapp y aún así mi puta suegra me miró a la cara y dijo que ella ya había visto eso y que fui yo la provocadora. Jódete y baila otra vez. Hay que tener los cojones de oro para soltarme eso en mi puñetera cara. En ese momento me di la vuelta y me metí en mi habitación. Unos días más tarde le dijo a mi pareja que yo le estaba cambiando, que ya no era el hijo amoroso y abnegado que miraba para otro lado mientras ella revisaba su cartilla del banco o le contaba los condones del cajón. Esa víbora soy chicas, voy al psicólogo desde hace meses y me ayuda bastante, incluso con mi relación de pareja, que saber que tu madre es veneno tiene que ser complicado. En esta casa hay un ambiente tóxico que planea continuamente, es perceptible, o me estoy volviendo loca ya, creo que tengo motivos. La cosa es que de la que montemos nuestro negocio me pongo a buscar casa y me regalaré un circuito de cámaras de seguridad. Estoy segura, de echo sé, que intentarán entrar a cotillear cuando no estemos, la semana pasada encontramos al nene a mi cuñado merodeando dentro de casa y nada más vernos balbuceo una excusa, muy a su nivel, y marchó pitando. Es que con esta gente no hay momento en el que pueda relajarme, y si esta el niño con nosotros me da aberración ver cómo le toca al niño, sé que es cosa mía, pero me pudre. Estoy tentada de llamar a la madre del niño y decirle todo, no quiero que meta en el mismo saco a mi pareja y mi suegra. Pero no puedo traicionar así a mi pareja, le perjudicaría a él también. Aunque fuese lo mejor para el niño, y le quiero con locura, sé que lo mejor es que seamos amorosos pero autoritarios con él, no sabéis qué placer da ver que se la lía a mi suegra y con nosotros se porta bastante mejor. Incluso cuando esta con mi suegra, me ve y sonríe ya veo que ella clava los ojos en quien osa a robar una sonrisa de su hijo-nieto. Y si soy yo le jode más!!! Es increíble ganar sin abrir la boca, sin un mal gesto. Eso es lo mejor, no es mi hijo pero lo trato cómo si fuese mío y veo que sin regalos ni caprichos, poco a poco, lo he ganado. Eso es lo que me duele, quererle tanto y ver que tiene relacionarse con gente que marchita todo aquello que toca. Ya han jodido la vida de sus hijos, creo que es hora de cambiar ese patrón, por el bien del niño.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Desde que nació mi bebé, odio a mi Suegra

Mi suegra una Manipuladora y Falsa